¿Contenido profundo o amplio? Descubre cuál es mejor para tu estrategia de marketing de contenidos


Existen cientos de variables a considerar al escribir contenido. ¿Cuál es tu público? ¿Qué longitud requieres y a que tema apuntarás? ¿Se incluirán fotos, vídeos o algún otro tipo de medio? ¿Usarás alguna técnica psicológica para hacer más atractivo tu contenido?

Pero una de las preguntas más importantes es una de alto nivel, que a menudo se pasa por alto: ¿es mejor que tu campaña se centre en contenido “amplio”, que atraerá a un público más variado, o en contenido “profundo”, centrado en un nicho específico?

¿Cuál es la diferencia?

En primer lugar, quiero aclarar la diferencia entre estas dos amplias categorías de contenido.

  • El contenido amplio cubre típicamente un tema desde un enfoque más general, con artículos que siguen siendo de alto nivel.

Por ejemplo, puede que veas un artículo sobre cómo ser más productivo, con muchos consejos sobre cómo administrar tu tiempo o adoptar hábitos que permitan ahorrar tiempo. Este contenido podría aplicarse a casi todo el mundo, pero sigue ofreciendo oportunidades para la investigación y los detalles.

  • El contenido profundo se enfoca típicamente en un tema mucho más específico, indagando en los detalles.

Por ejemplo, para contrastar con un artículo sobre hábitos generales de productividad, es posible que veas un artículo que enumere estrategias de ahorro de tiempo específicas para los usuarios de Facebook. Este contenido es más detallado que su homólogo más amplio, pero su audiencia es mucho más limitada.

Como puedes imaginar, cada enfoque tiene sus ventajas.

Beneficios de un contenido amplio

  • Audiencia masiva. El potencial de audiencia es la mayor ventaja del contenido amplio. Debido a que estarás escribiendo de manera más genérica, no hay factores limitantes para canalizar a tu audiencia.
  • Potencial temático ilimitado. El contenido amplio también es útil porque se presta a la generación de temas prácticamente infinitos.
  • Facilidad de escritura. A la mayoría de los redactores les resulta más fácil escribir temas amplios que temas profundos. Requieren menos investigación, ya que no se aventuran tan profundamente en cada tema, y la investigación está fácilmente disponible.

Ventajas del contenido profundo

El contenido profundo también tiene sus ventajas:

  • Menos competencia. El mayor problema con el contenido amplio es que, debido a que es tan accesible y atractivo, existe un montón de competencia para casi todos los temas “amplios” imaginables. Esto implica que tus posibilidades de visibilidad son menores debido al aumento de la competencia. El contenido profundo te da inmediatamente menos competencia con la que lidiar.
  • Fácil creación de autoridad. Debido a que estás escarbando en detalles que la gente probablemente no ha escuchado antes, te resultará más fácil construir confianza y autoridad con un contenido profundo. En pocos artículos puedes probar que sabes de lo que estás hablando, y si tienes todo un sitio dedicado a este nicho, la gente no será capaz de discutir tu experiencia y autoridad.
  • Alta relevancia. Con un contenido profundo, es posible que sólo llegues a pocas personas, pero ese puñado de lectores estarán ansiosos por ver lo que tienes que decir sobre el tema: será algo que les interese profundamente.
  • Alta retención. Por razones similares, los sitios con contenido profundo tienden a atraer más lealtad de los lectores que los que se centran en el contenido amplio. Estos lectores no tendrán muchos competidores a los que recurrir, y no serán del tipo que tropieza (por accidente) con tu contenido.

Estrategias clave para el éxito

Aunque no hay un vencedor claro aquí, hay algunas estrategias que pueden ayudarte a sacar el máximo provecho de cada tipo de contenido:

  • Empieza con contenido profundo. Si acabas de comenzar una campaña de marketing de contenido, considera la posibilidad de desarrollar contenido profundo para comenzar. Debido a que le permite una menor competencia, y hace sencilla la construcción de autoridad, puedes encontrar que es un punto de entrada más fácil. Siempre se puede ampliar el contenido según sea necesario.
  • Mira a tu competencia. Observe a sus competidores y cuán agresivos son en el campo del marketing de contenido. Si estás cubriendo un nicho relativamente nuevo, o si no tiene competidores en el mercadeo de contenido, puede que te vaya bien con el contenido amplio. Si la competencia es abundante, el contenido profundo puede ser mejor.
  • Utiliza el contenido amplio para atraer a los editores. Si estás interesado en convertirte en un autor invitado y aparecer en varias publicaciones externas, probablemente lo harás mejor con contenido amplio. El contenido amplio es “más seguro” y no requiere que tengas un conocimiento profundo de un tema, siempre y cuando seas un comunicador eficaz.

La mayoría de los negocios se beneficiarán con una mezcla de contenido amplio y profundo. Siempre y cuando sepas cómo se puede implementar cada uno de ellos y utilices cada tipo de contenido por sus propias fortalezas, tendrás una mayor probabilidad de éxito en el campo de los contenidos.