Convierte tus fracasos en acción y los ingresos llegarán



El éxito me preocupa. Siempre lo ha hecho. No me malinterpretes, me encanta ganar. ¿A quién no? Pero siempre que mi equipo y yo terminamos exitosamente un proyecto, pienso: «¿Qué se podría haber hecho mejor?»

Cuando las cosas van bien, no surgen muchas ideas. No hay mucho espacio para aprender o para crecer. Por otro lado, cuando se trata de un viaje lleno de problemas, la historia es totalmente la opuesta.

Por eso creo que los líderes deben aprender a liderar en el fracaso. A menudo es donde se encuentra el mayor potencial. Algunos de los inventos más grandes del mundo nunca fueron planeados, así que en el fondo son fruto de un error, de un fracaso. Pero no vayas por ahí tratando de arruinar todo a propósito. Eso es un gran error y no es lo que estoy sugiriendo.

Mira todo lo que haces y concéntrate en los caminos que no llevan a ninguna parte. Considera lo que habría que hacer en ese camino para cambiar de rumbo. En algunos casos, estos son callejones sin salida. En otras situaciones, si buscas lo suficiente, puedes descubrir cosas maravillosas.

No existe una solución sin un problema previo.

El otro día, en una reunión familiar, un invitado intentó abrir un tarro de pepinillos. Amigos y familiares se acercaron y lucharon para abrir el frasco. Después de reírnos, me acordé de un truco que vi en YouTube, donde una persona usó una cuchara para liberar el vacío, lo cual hizo que la tapa se abriera de inmediato. ¿Por qué no es todo tan fácil en la vida?

Cada uno de nosotros tenemos un tarro que estamos luchando por abrir. Piensa en esa tarea mundana que haces en el trabajo y que te cuesta mucho hacer. De seguro hay un “truco” que puede mejorar tu vida, y quizás las de muchas personas con el mismo problema.

Y eso último es crucial; no eres la única persona que está luchando con estos problemas. Hay un mercado que sufre en silencio. Usted podría ser la marca que inventa una solución que vale millones.

Los líderes fracasan a diario.

La verdadera prueba para un líder se muestra cuando el mundo a su alrededor se está desmoronando. La forma en que inspiran a su equipo a superar el bache, la forma en que se ponen de pie y luchan por sobrevivir, es de lo que se trata ser un líder. 

Cuando se trata de tu marca, la mejor manera de fracasar diariamente es a través de las pruebas. Siempre me sorprende la poca frecuencia con la que veo a las empresas probar nuevas estrategias.

Mantén un registro de todas las veces que ocurrió un fallo en un proyecto y las soluciones que estos problemas provocaron. En pocos meses deberías tener una base sólida de experiencias del mundo real que puedes compartir con los miembros de su equipo y con tus clientes.

O puedes usar todo esto como inspiración para encontrar nuevas formas de aumentar tus ingresos.

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *